12.8.09

Entre el Lunes y el Martes

A veces, si me lo permito, escucho este tema. Y todo lo demás se disipa, se pierde en documentos, se esconde en algún archivo con algún número de serie que por un segundo no me importa tener grabado en la palma de la mano... Y todo, todo lo que queda son las ganas de tenerte en frente y darte un abrazo, contarte con los ojos que nadie me conoció como vos me conoces, para siempre, que si trato me cuesta imaginar que alguien más pueda decirme tanto con una sola mirada... tengo clavada tú mirada, al escuchar la melodía, la letra que me dejaste dicha una de las tantas veces que no terminamos nunca de decir adios, tengo clavada tu mirada.


Solo me quedan las ganas de devolverte el abrazo que nunca terminé de darte

2 comentarios:

Angus dijo...

Me gusta. :)

YUYUY dijo...

No sé por qué me duelen tanto tus palabras.
Bueno, en realidad sí lo sé... Ojalá tus heridas cierren pronto.